boli1

Amigo Director:

 Quiera el Cielo que el padre Sol todos los días salga por levante a la hora exacta que las leyes del Universo le dictaron hace tantos años que no caben en mi magín, el cual, fue hecho con materia de estrellas, como el de cualquier ser vivo. No excluyo aquí a los inanimados. ¡Válgame el orbe entero!

 A ese Cielo le plugo un día parir un instrumento asaz cómodo y ligero en grado sumo en donde algún bienintencionado y lejano pariente de aquellos neandertales que poblaron ha mucho tiempo la piel de toro pudieran expresar, mediante uno de los mayores inventos que hijos de madres hayan parido, aquello que se les antoja.

 Utilicemos el antojo como un mandato que la madre Natura, esposa matrimoniada por y de conveniencia del Universo, quiere que lo preceptuado se plasme para conocimiento general y que de aquesta manera no estampe enojada ella, hembra dadora de vida al fin,  la impronta sobre la piel del neonato escribidor si éste insensato contraviene o desobedece lo que en magnánimo afecto otorgó al susodicho.

 Permítame que haga rogativas para que ese Sol que todas las tardes muere en el Mar Tenebroso allá en la finis terrae, no sé si es escribido correcto el latinajo, despierte gozoso al alba y vuelva a alumbrarnos a aquellos, que atesorando valor, esperan ansiosos recibir el baño de su luz benefactora cerca de la arena que besa el Mare Nostrum para, seguir así, henchidos de su calor vivífico, laboreando la tierra que se nos ofreció sin contraprestación alguna, ni merecimiento por nuestra parte y si en cónclave celestial lo tienen a bien,  que las deidades alumbren nuevos retoños que sin aprensión alguna agarren un estilete y plasmen sobre tablillas de cera si procede algún pensamiento que elaboren y fluya feliz de sus neuronas.

 Que el Cielo colme de bendiciones a aquel que graciosamente fue un enviado suyo y es hoy hacedor del instrumento que permítenos plasmar día tras día el producto de nuestro flaco entender.

Albricias sean dadas por ser coetáneos de este castellano de pro y valenciano de adopción.

 Despídese como corresponde,

suyo afectísimo:

 

Salva

The following two tabs change content below.
Salvador Alberola

Salvador Alberola

Salvador Alberola és un lliurepensador que estima el seu poble.Des de la llunyania difon el seu pensar i la seua concepció del món.És conscient de la realitat que l'envolta i amb el seu criteri i estil opina i desenvolupa el seu pensament. La poesia,l'assaig i "les coses del seu poble" es veuen reflectides en aquestes pàgines.