Seleccionar página

CARTA AL DIRECTOR

CARTA AL DIRECTOR

boli1

Amigo Director:

 Quiera el Cielo que el padre Sol todos los días salga por levante a la hora exacta que las leyes del Universo le dictaron hace tantos años que no caben en mi magín, el cual, fue hecho con materia de estrellas, como el de cualquier ser vivo. No excluyo aquí a los inanimados. ¡Válgame el orbe entero!

 A ese Cielo le plugo un día parir un instrumento asaz cómodo y ligero en grado sumo en donde algún bienintencionado y lejano pariente de aquellos neandertales que poblaron ha mucho tiempo la piel de toro pudieran expresar, mediante uno de los mayores inventos que hijos de madres hayan parido, aquello que se les antoja.

 Utilicemos el antojo como un mandato que la madre Natura, esposa matrimoniada por y de conveniencia del Universo, quiere que lo preceptuado se plasme para conocimiento general y que de aquesta manera no estampe enojada ella, hembra dadora de vida al fin,  la impronta sobre la piel del neonato escribidor si éste insensato contraviene o desobedece lo que en magnánimo afecto otorgó al susodicho.

 Permítame que haga rogativas para que ese Sol que todas las tardes muere en el Mar Tenebroso allá en la finis terrae, no sé si es escribido correcto el latinajo, despierte gozoso al alba y vuelva a alumbrarnos a aquellos, que atesorando valor, esperan ansiosos recibir el baño de su luz benefactora cerca de la arena que besa el Mare Nostrum para, seguir así, henchidos de su calor vivífico, laboreando la tierra que se nos ofreció sin contraprestación alguna, ni merecimiento por nuestra parte y si en cónclave celestial lo tienen a bien,  que las deidades alumbren nuevos retoños que sin aprensión alguna agarren un estilete y plasmen sobre tablillas de cera si procede algún pensamiento que elaboren y fluya feliz de sus neuronas.

 Que el Cielo colme de bendiciones a aquel que graciosamente fue un enviado suyo y es hoy hacedor del instrumento que permítenos plasmar día tras día el producto de nuestro flaco entender.

Albricias sean dadas por ser coetáneos de este castellano de pro y valenciano de adopción.

 Despídese como corresponde,

suyo afectísimo:

 

Salva

The following two tabs change content below.
Salvador Alberola

Salvador Alberola

Salvador Alberola és un lliurepensador que estima el seu poble.Des de la llunyania difon el seu pensar i la seua concepció del món.És conscient de la realitat que l'envolta i amb el seu criteri i estil opina i desenvolupa el seu pensament. La poesia,l'assaig i "les coses del seu poble" es veuen reflectides en aquestes pàgines.
Salvador Alberola

Latest posts by Salvador Alberola (see all)

2 Comentarios

  1. Pepe

    Pardiez! Permítame vuestra vuecencia que le diga. Entre tregua y tregua (éstos diabólicos molinos digitales de los tiempos modernos no me dejan) y ahora que los vientos han cesado i las campiñas disfrutan del silencio de los pactos secretos cual en tiempos de las sociedades masónicas de la antigüedad) le añado que le estoy muy agradecido por sus públicas palabras en ésta república de los pensamientos y pareceres.Que todos hablan en posadas y tabernas y callan en donde otrora deberian de hablar.
    En tiempos de contubernios para repartirse sillones i responsabilidades,cargos sin cargas,comisiones de servicio,diezmos,primicias,cepillos,dietas,alquileres,arrendamientos y favores… los corderos esperan el matadero para los grandes festines y celebraciones de los señores y nobles mandatarios.
    Que mientras las gallinas pongan huevos (aunque sea en infernales aposentos) el mundo es el mundo. La condición humana es la condición humana…que mamíferos semos y por tanto el mamoneo perdurará pe in illo tempore.O si vuestra mecerd lo prefiere, per in saecula saeculorum.
    Que lo del «sálvese quien pueda» sigue siendo la máxima de los colonos, pobladores, intendentes, caballeros,escuderos,lacayos,bufones notarios y protonotarios de éstos reinos. Y digo reinos porque plagados de reyezuelos y gobernadores saltimbanquis como estamos, ni el milagro podrá retornar las aguas a sus cauces.Ni a estas alturas, el justo Moisés podria salvar a su pueblo del yugo de los modernos faraones egipcios.
    Refúgiome amigo mío en mis lecturas, en mis chochas letras. En mis paseos.
    Y que DiosTodopoderoso nos coja confesados y en Gracia para el traspaso que pronto o tarde llegará.
    Imaginación, amigo.Imaginación. Que con ella no pueden.
    Salúdole.He dicho.

    Responder
    • Salva

      ¡Voto a bríos!
      Dejadme hidalgo caballero, y asaz noble castellano venido de tierra adentro, deciros que la canícula actuará como ha tiempo con munificencia hizo sobre los íberos, celtas, fenicios, godos, alanos y vándalos que siguen poblando la que unos llamaban Sefarad, otros Ispaniya, los griegos Ophioúss, Iberia los foráneos que la visitaron (habéis de entenderer que la tal palabra, la que alguno de los sabios que de aquesto confiesan conocer de buena tinta y aseveran crédulos que es hija de Íber, vocablo que en lengua indígena al parecer significa río), y sobre ellas las Hispanias todas, nombre que le dio un pueblo que nació gracias a la llegada al Lacio, o Latium, de un tal Eneas, hijo de Anquises y la diosa Afrodita, héroe troyano y genitor, gracias a sus descendientes Rómulo y Remo de la fundación de la sin par Roma y también patriarca a su vez de la gens Julia, según nos cuenta el poeta Virgilio…, perdonad querido director: ¡me he perdido!

      Quería deciros pues que el verano está próximo y que los contubernios habidos en las posadas y tabernas se llegarán a las arenas que bañan por los cuatro costados los mares que nos circundan. Sabedes pues que algunos próceres que vos sospecháis, continuarán callando dado que el sol bañará su piel, y cogerán su guitarra y le cantarán a María Isabel, Sé que tenéis edad para haber oído la canción a los Payos y entendido que sois conocedor del nivel cultural alcanzado por un número parece ser bastante elevado de nuestros conciudadanos, digo que estaréis conmigo que ni siquiera sabrán escribir su nombre sobre los granos de arena de la playa.
      ¿Acaso quizás, y pagado con maravedises vuestros y míos, no dejarán de saber pedir por su nombre el marisco y el producto de la vid que les serán servidos mientras estudian la manera de hacernos más placentera nuestra existencia?
      Dígole que son estos eminentes elegidos por el Olimpo ciudadano, reunido cuatrienalmente, los que como bien dice vuesa merced esperan que los pastores de la grey les señalen a aquellos corderos, cabras, ovejas (churras o merinas), bueyes, aves y toros para que sean sacrificadas en el holocausto que dedicarán a sus dioses respectivos. (Según me dijeron en el colegio de curas un holocausto es el acto de inmolación en la piara purificadora y pedigüeña de cien vacas blancas).

      En cuanto a aquello del ser mamíferos repítole una vez más que no podemos extirpar de nuestro cuerpo mortal esa tendencia innata y estoy plenamente convencido que perdurará per in saecula saeculorum, Amén.

      No digáis reinos de taifas, ese calificativo les honraría en grado sumo porque, según mi leal saber y entender, lo que estamos construyendo entre todos no le llega en calidad ni a la suela del zapato de la ínsula Barataria del señor Sancho Panza.

      Aquí, el que esto tiene el valor de escribir, confiesa humillado que de faraones al único que conozco es a Akenatón, que según me hizo saber un tal Sigmund Freud, fue el creador del monoteísmo todo. Ítem más: que el amigo Moises no era judío sino un general egipcio que tuvo que huir cuando el tal faraón y su esposa Nefertiti cayeron en desgracia… Así me lo contaron y así lo repito, ya sabe que no me gusta quitar ni poner reyes, solamente sirvo al Señor, si me paga bien.

      Y para finalizar esta mi soporífera epístola le exhorto encarecidamente que no ceje en dar paseos, matutinos o vespertinos, ahora bien: siempre que se proteja de los rayos del padre Sol, que por lo que sé, y sufridor soy, ese dios que nos da vida también sabe dejarnos huellas indelebles que en la senectud pueden darnos un disgusto.

      Como siempre, no se olvide nunca de ejercer el buen oficio de Josué, que al buen entendedor con pocas palabras basta.

      Suyo afectísimo,
      Salva

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AL MEU POBLE

HISTÒRIC DE PUBLICACIONS

ISSN QD

QuatretondaDigital és un lloc lliure per a gent lliure.

 

LAS CINCO CARTAS

OPINADORS

  • Cargando...

CLIKA SI T’INTERESSA

GUIRIGALL.POEMES.

NO DEIXEM QUE VAJA A MÉS!

Google Analytics